Diaro de un Pediatra Aguerrido

Febrero 23, 2013 | Escrito por Antonio | Comentarios desactivados

Me encontraba en urgencias…, trabajando, intentando controlar lo incontrolable; riadas de niños con la última moda del momento: la gripe.

Montones de madres y niños esperando, estas con cara de resignación y los chicos, los mejores jugando y volando sobre el suelo, y los más malitos en el regazo de sus madres con cara de querer volver pronto a casa para estar tranquilos.

Entra un chaval, de unos 4 años, con rostro blancuzco y ojos tristes. Había vomitado y se encontraba con fiebre.

Estuve hablando con el niño e intentando sacarle una sonrisa, casi sin conseguirlo, durante unos minutos, hasta que termino la exploración, emito mi diagnóstico y le pongo un tratamiento.

Fue en ese momento, cuando la madre, al despedirse, me hizo un regalo que permanecerá en mi pensamiento durante mucho tiempo. Se volvió antes de encarar la puerta y me dijo: “gracias por ser tan amable”.

Casi nada…

Real como la vida misma…

Categoría : Noticias

Comments are closed.